Qué hacer y qué no hacer con las mascarillas

Published on 
May 13, 2020

Mask Hero.png

No se ponga mascarillas con válvula. Sí, es necesario que se tape la nariz. Le explicamos a continuación por qué se le siguen empañando los lentes.

Escrito por Katie Sweeney

Las mascarillas son un componente importante para estar protegido durante la pandemia de COVID-19. Pero no todas las mascarillas son iguales. Si no se pone la mascarilla de manera correcta o hace un uso incorrecto de esta, la mascarilla no le protegerá ni a usted ni a las personas que le rodeen.

Entonces, ¿qué mascarillas son las válidas y cuáles no lo son? ¿Y cómo se pone la mascarilla de manera segura? Marisa Glucoft, MPH, CIC, directora de Acreditación y Licencias, Prevención de Infecciones y Gestión de Emergencias en Children’s Hospital Los Angeles, explica qué tenemos que saber.

¿Por qué es importante la mascarilla?

La mascarilla detiene la expulsión de las gotitas del aire que respiramos cuando hablamos, respiramos, tosemos o estornudamos. Esto es importante ya que las personas podemos propagar el nuevo coronavirus días antes de sentir que estamos enfermos. 

“El objetivo principal de llevar puesta la mascarilla es evitar que otras personas se contagien del virus”, explica Glucoft. “La mascarilla que lleva usted puesta ayuda a proteger a las otras personas. Las mascarillas de los demás le protegen a usted”.

Elegir una mascarilla: qué hacer y qué no hacer

No se ponga mascarillas con válvula.

Las mascarillas respiratorias N95 que se venden en las ferreterías, al igual que las mascarillas de algunos diseñadores, vienen con una pequeña válvula de plástico en la parte frontal. El problema es que esta válvula solo filtra el aire que uno inspira al respirar. El aire que uno expulsa al respirar no pasa por ningún tipo de filtro.

“Cuando uno lleva puesta una mascarilla con válvula, las personas que lo rodean no están protegidas porque la válvula permite que salga todo el aire que uno expulsa al respirar”, continúa Glucoft. “Si lo miramos desde esa perspectiva, es como si no se llevara puesta la mascarilla”.

No se permiten las mascarillas con válvula en CHLA. Si acude a CHLA con una mascarilla con válvula, se le entregará otra mascarilla para que se la ponga. 

NO compre mascarillas médicas ni mascarillas respiratorias

Hay poco abastecimiento de mascarillas quirúrgicas y de mascarillas respiratorias N95 (que no tienen válvulas). Si ya tiene esas mascarillas, puede ponérselas. Pero no compre más de esas. Es vital guardarlas para los trabajadores de atención de la salud que las necesitan para protegerse cuando prestan atención a los pacientes de alto riesgo. 

PUEDE ponerse:

Mascarillas de tela. Esta es una excelente opción. Normalmente, las mascarillas de tela se fabrican con gomas elásticas que se ajustan por detrás de las orejas; eso facilita ponerse y quitarse la mascarilla. Esta mascarilla debe tener muchas capas de tela. Puede comprarse una mascarilla de tela o hacerse una. 

Pañuelo de cabeza (bandana), camiseta o pañuelo para el cuello. Aunque puede que este tipo de mascarilla no se ajuste a la cara tan bien como lo haría una mascarilla de tela, este tipo de mascarilla es aceptable. 

Pañuelo tubular. También recibe el nombre de bufanda mágica; se trata de un tejido elástico en forma de tubo que se utiliza para mantener el calor en el rostro y el cuello en temperaturas bajas. Puede resultar ser también una buena mascarilla (aunque puede que no sea la ideal en temperaturas altas). 

Consejos para llevar y usar la mascarilla

  • Tápese la boca y la nariz. Tanto la boca como la nariz desprenden gotitas del aire que respiramos. “Si la mascarilla no es lo suficientemente grande para tapar la nariz y la boca, entonces no es una buena opción”, afirma Glucoft.
  • Asegúrese de que se ajuste bien. Debe estar cómodo con la mascarilla puesta y esta no debe impedir que respire. Dicho esto, tiene que ajustarse e ir apretada, especialmente en la parte de las mejillas y el puente de la nariz.

Consejo: si se empañan los lentes al llevar puesta la mascarilla, la mascarilla no se le ajusta bien; se escapa demasiado aire.

  • No toquetee la mascarilla. “Veo a muchas personas que se tocan mucho la mascarilla”, apunta Glucoft. “Trate la mascarilla como si estuviera sucia. Si hay que volver a poner a sitio la mascarilla, lávese las manos primero”.
  • Lávese las manos antes de ponerse la mascarilla. Debe lavarse también las manos después de quitársela. Quítese la mascarilla por las gomas de las orejas. No toque la parte frontal de la mascarilla, que es la parte que muy probablemente contenga los microbios. 
  • Lave la mascarilla con frecuencia. Lo ideal es contar con varias mascarillas para tener siempre a punto una que esté limpia. Lave las mascarillas de tela en la lavadora, de la misma manera que lava la ropa. Cualquier tipo de detergente para la ropa le servirá.
  • Llévela consigo. No salga de casa sin la mascarilla. Tenga en el automóvil una mascarilla limpia. 
  • No se destape la boca para hablar. A veces, es complicado que las otras personas le oigan cuando habla y lleva puesta la mascarilla. Apartar la mascarilla para hablar con los demás es contraproducente. Si está hablando con alguien y está a una distancia de 6 pies de esa persona, siga con la mascarilla puesta.
  • No se olvide de los niños. Busque mascarillas más pequeñas que se ajusten al rostro de su niño. Nota: las mascarillas N95 no están pensadas para los niños; los niños y los bebés menores de 2 años no deben ponerse la mascarilla. Podría dificultarles la respiración.

Cuándo hay que ponerse la mascarilla

Cada ciudad tiene distintas reglas en cuanto al uso de la mascarilla. Por ejemplo, la ciudad de Los ángeles exige ponerse una mascarilla cuando se salga de casa (a excepción de los niños pequeños y aquellas personas que padezcan determinadas discapacidades). Compruebe cuáles son las reglas de su comunidad según la ciudad. 

No se olvide de la distancia física.

Ponerse una mascarilla funciona de manera óptima cuando se combina con otras medidas de seguridad. Siga guardando una distancia de separación de al menos 6 pies con las otras personas, lávese las manos con frecuencia y desinfecte las superficies que se tocan a menudo. Estos sencillos pasos pueden lograr mucho cuando se trata de protegerles a usted, su familia y a todas las personas que le rodeen.

Para encontrar más información acerca de las mascarillas de tela y ver cómo fabricar la suya, visite el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).