Cuándo hay que llamar al médico si su niño tiene fiebre

Published on 
June 1, 2020

Fever Hero.png

¿Le inquieta que su niño tenga fiebre? Le explicamos lo que necesita saber. 

Escrito por Katie Sweeney 

¿Qué debe hacer si su niño tiene fiebre? ¿Cuándo debe llamar al médico? ¿Qué relación existe entre la fiebre y el COVID-19, y una nueva enfermedad minoritaria entre la población infantil llamada síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C, por sus siglas en inglés)?  

Christopher Tolcher, MD,FAAP, pediatra en Agoura-West Valley Pediatrics, parte de la red CHLA Health Network, explica los datos sobre la fiebre y detalla qué hace falta que sepan los padres.  

¿Qué se considera fiebre? 

La temperatura corporal normal de un niño oscila entre los 97 y los 100 grados Fahrenheit con una media de 98.6 °F. Cuando la temperatura corporal de una persona llega a 100.4 o supera esa temperatura, se considera fiebre. (Si se usa un termómetro oral [de boca], toda temperatura superior a 99.5 se considera fiebre). 

La fiebre es algo bueno 

La fiebre es algo habitual entre los niños. Si bien no le gusta a nadie tener fiebre, la mayoría de las veces, no hay de qué preocuparse. Forma parte de la respuesta del cuerpo al combatir una infección. 

“La fiebre ayuda al sistema inmunitario”, explica el Dr. Tolcher. “Ralentiza la propagación de los virus y las bacterias. Ayuda a que el cuerpo cree más anticuerpos y sustancias químicas para combatir la infección, y ayuda a que las células del sistema inmunitario se desplacen mejor por el cuerpo”. 

¿Cómo de alta tiene que ser la fiebre para que se considere demasiado alta? 

“Casi nunca representa un peligro tener fiebre salvo en el caso de la ‘hipertermia’ o temperatura corporal elevada provocada por la incapacidad del cuerpo de reducir su temperatura en un entorno con una temperatura muy alta”, añade el Dr. Tolcher. “La fiebre tiene que llegar a 107 grados para poder dañar los tejidos. No es muy frecuente que suceda esto”. 

Dicho esto, si su niño llega a tener fiebre con una temperatura de 105, llame a su médico. “No quiere decir que su niño corra peligro”, aclara Tolcher, “pero el médico debe examinar al niño para ver qué sucede”.  

Cuándo hay que llamar al médico 

Llame al médico de su niño de inmediato si: 

  • La fiebre dura más de 4 o 5 días. 
  • Si un recién nacido con menos de 2 meses de vida tiene fiebre (con una temperatura por encima de 100.4) 
  • Si no puede ponerse en contacto con su médico, acuda al departamento de emergencias. 
  • Si un niño de cualquier edad, incluido si es adolescente, tiene fiebre con una temperatura de 105 o superior. 
  • Cuando un bebé (de menos de un año de vida) tiene fiebre con una temperatura por encima de 102 durante más de dos días (sin motivo aparente). 

Si su niño tiene fiebre Y alguno de los siguientes signos, llame a su médico de inmediato o vaya al departamento de emergencias: 

  • sarpullido rojo o morado extendido por todo el cuerpo;  
  • rigidez en el cuello y dolor de cabeza fuerte;  
  • dolor intenso, incluido el dolor abdominal fuerte; 
  • dificultad para respirar; 
  • debilidad extrema o alteraciones del estado mental, y  
  • deshidratación (los pañales están secos, el niño no orina mucho y la orina es muy oscura).  

Fiebre y convulsiones 

A menudo, los niños menores de 5 años pueden tener convulsiones mientras tienen fiebre. “Presenciar una convulsión puede asustar hasta al más valiente, pero en la gran mayoría de los casos, no hace falta ir al departamento de emergencias”, advierte el Dr. Tolcher.  

  • Si su niño tiene una convulsión que dura menos de dos minutos, llame a su médico. 
  • Si la convulsión dura más de 4 o 5 minutos, llame al 911. 

COVID-19, MIS-C y la enfermedad de Kawasaki 

  • COVID-19. En niños, los síntomas del COVID-19 pueden ser muy similares a los de los resfriados y la gripe; dichos síntomas son la fiebre, el goteo nasal y la tos y, con frecuencia, los vómitos y la diarrea. Si le parece que su niño padece COVID-19, llame a su médico.  
  • Síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C). Se trata de una nueva afección médica que se está presentando en algunos niños que se infectaron por coronavirus y que, tras recuperarse, su sistema inmunitario tuvo una respuesta que provocó mucha inflamación en el cuerpo. Los síntomas son muy similares a los síntomas de la enfermedad de Kawasaki. El síndrome MIS-C y la enfermedad de Kawasaki no son enfermedades contagiosas, pero pueden ser potencialmente mortales. 

Llame a su médico si su niño tiene fiebre durante más de cuatro o cinco días. Llame también a su médico si su niño tiene fiebre alta Y cualquiera de los siguientes síntomas: labios rojos agrietados, lengua roja, ojos rojos, pies y manos hinchados, sarpullido, dolor abdominal o ganglios linfáticos agrandados. 

“Quiero tranquilizar a los padres: el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) es poco frecuente”, puntualiza Tolcher. “Tenemos que estar alerta, pero no tenemos que preocuparnos en exceso”. 

Consejos para tratar la fiebre 

  • Trate al niño, no la cifra. “Céntrese en cómo evoluciona su niño, no en la cifra que vea en el termómetro”, informa el Dr. Tolcher. “Si la fiebre está por encima de 100.5, pero el niño llora porque le duelen la cabeza o los oídos, dele un analgésico (medicamento para el dolor). Pero si tiene fiebre con una temperatura de 104 y no se encuentra tan mal, simplemente dele líquidos y procure que esté cómodo”.  
  • No arrope demasiado. Demasiadas capas y las cobijas gruesas elevarán la fiebre, y harán que su niño se encuentre muy mal. El niño debe ir vestido de manera cómoda. Los pijamas livianos y las cobijas delgadas son adecuados.  
  • Dé mucho líquido. “El cuerpo consume agua mucho más rápido cuando hay fiebre y es por eso por lo que la ingesta de líquido de más es importante”, comunica el Dr. Tolcher. “Uno no quiere que su niño se deshidrate”. 

Consejo: esté pendiente de cuánto orina su niño. Si la orina de su niño es oscura o este no orina con la misma frecuencia que lo hace habitualmente, dé más líquidos. Las siguientes son buenas opciones: agua, sopas transparentes, solución con electrólitos o helados de hielo.  

  • Céntrese en la comodidad. “No hace falta que la fiebre baje a 98.6”, afirma el Dr. Tolcher. “Si su niño tiene fiebre con una temperatura de 104 y le duele todo el cuerpo, dar un medicamento disminuirá de dos a tres grados la fiebre. Eso es suficiente. Su objetivo es lograr que su niño esté más cómodo. Si intenta mantener la fiebre a 98.6 de manera agresiva, estará ralentizando la respuesta que da el sistema inmunitario a la infección”, recuerda el médico.  
  • Vaya con cuidado al dosificar la medicación. Lleve un registro de qué medicamentos administra y cuándo los administra. Uno no quiere darle a su niño dosis de más. No exceda tampoco los intervalos de las dosis que figuran en la etiqueta del medicamento. Si en las indicaciones figura que se esperen 6 horas, espere al menos 6 horas. 

Los mejores medicamentos para tratar la fiebre son el acetaminofeno (Tylenol) o el ibuprofeno (Advil). Nunca dé aspirina. Si se sospecha o se ha diagnosticado COVID-19, la primera opción debe ser dar acetaminofeno. 

En conclusión: procure que su niño esté cómodo, hidratado y en casa. “Todos tenemos que descansar cuando estamos enfermos”, concluye el Dr. Tolcher. “Este es uno de los beneficios de la fiebre. La fiebre le hace ir más despacio y le obliga a hacer una pausa”.