Cómo dar el pecho durante la pandemia de COVID-19

Published on 
April 27, 2020

shutterstock_601614869.png

Para la mayoría de los bebés, la leche materna es la mejor fuente nutritiva. Durante la pandemia de COVID-19, se anima a las madres que deseen dar el pecho a sus bebés a que lo hagan siguiendo las precauciones de seguridad básicas.

Escrito por Sara Nafie

COVID-19 ha puesto patas arriba la vida de la mayoría de los estadounidenses. De la misma manera que sucede con la gripe y otros patógenos respiratorios, el nuevo coronavirus que provoca COVID-19 se transmite de persona a persona a través de las gotitas del aire que respiramos. No obstante, puesto que el virus es tan nuevo, incluso los expertos desconocen todos los métodos de transmisión de la enfermedad. Con tanto desconocimiento acerca del virus, los sentimientos de miedo y ansiedad son normales, y puede que sean especialmente altos entre las madres que estén dando el pecho.

Como siempre, la leche materna es la mejor fuente nutritiva para la mayoría de los bebés, según afirman los expertos. Sus propiedades inmunológicas protegen a los bebés de muchas enfermedades.

A continuación, encontrará algunas recomendaciones para dar el pecho durante el brote de COVID-19.

Si bien se desconoce si las madres con COVID-19 pueden contagiar el virus a través de la leche materna, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) alientan a todas las madres que quieran dar el pecho a su bebé a que lo hagan.

En los pocos estudios que incluyeron a mujeres infectadas por otro coronavirus, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), no se detectó dicho virus en la leche materna. En China, se estudió a un grupo de 6 mujeres después de dar a luz que habían dado positivo por COVID-19. Los resultados del estudio, publicados hace poco en The Lancet, mostraron que no se han encontrado datos de coronavirus en la leche materna de las madres ni en el cordón umbilical, el saco amniótico o las muestras de la faringe de sus recién nacidos.

A pesar de la ansiedad en torno a este tema, Amanda Reyes, IBCLC, asesora con certificación de especialidad internacional en lactancia de Children’s Hospital Los Angeles, no ha observado a partir del brote de COVID-19 que haya más madres que empiecen el destete antes.

“Las madres que dan el pecho siguen enfrentándose a los mismos problemas y obstáculos que tenían antes del COVID-19”, afirma Reyes. “Con toda esta incertidumbre, se recomienda encarecidamente a las madres que sigan dando el pecho a su bebé”.

Una madre que esté dando el pecho y presente síntomas del nuevo coronavirus o haya dado positivo en la prueba del COVID-19 debe tomar todas las precauciones posibles para evitar contagiar el virus al bebé al seguir las recomendaciones de los CDC:

  • Si está dando el pecho, lávese las manos antes de tocar al bebé y lleve puesta una mascarilla.
  • Si se está sacando la leche con un sacaleches, lávese las manos antes de tocar cualquier parte del sacaleches o de los frascos recolectores de leche y siga las recomendaciones para una limpieza adecuada después de cada uso.
  • Si es posible, piense en la opción de que otra persona que esté sana alimente al bebé con la leche materna exprimida.

La decisión de empezar o seguir dando el pecho es personal para toda madre y debe tomarse en coordinación con el profesional de atención de la salud. Hay una gran cantidad de recursos en línea que pueden resultar también útiles como, por ejemplo, educación para dar el pecho, grupos de apoyo y consultas de lactancia virtuales.

Para las madres que estén preocupadas, Reyes manda este mensaje de aliento: “Usted lo está haciendo bien. Recurra a las organizaciones de atención de la salud para investigar sus dudas. Rodéese de un grupo de personas (guardando el distanciamiento social) que le den apoyo emocional, físico y mental. A los ojos de su bebé, usted es perfecta”.